Web Analytics

Unos dueños llamaron a su gata Duquesa, y luego ella dio a luz a todos los gatitos de Los Aristogatos

Hay gente que afirma que la vida es un cuento de hadas, mientras otros preferirían que fuera como en los dibujos animados. Pues bien, hay que tener cuidado con lo que se desea: a veces las decisiones más aleatorias son las que te conceden los deseos.

Así comienza la historia de la gata Duquesa y su familia, que ahora viven en una película de animación convertida en realidad. Una historia que ha sido todo un caramelo para los internautas.

Hace poco se volvieron virales en internet las fotos de esta gata blanca llamada Duquesa.

Fue adoptada por Shelby Sewell-Lopez de Texas en 2018. Cuando fue adoptada, estaba muy débil, se le caía el pelo, tenía una hernia y un montón de parásitos. “Durante toda su rehabilitación, ella mantuvo su comportamiento calmado, y surgió una bella gata de ello. No le altera nada, excepto la aspiradora”, contó Sewell-Lopez.

Un día, encontraron a Duquesa en un armario con algo que a primera vista parecía un ratón.

Aunque su nueva familia pensaba que Duquesa estaba esterilizada, un día la encontraron en un armario con lo que pensaban que era un ratón. Pero estaban equivocados: resultó que el ratón era un gatito recién nacido, y después nacieron 3 más.

El ratón resultó ser Berlioz, luego vino Marie y Toulouse. Y después llegó un gatito extra, Blue. “Aunque Blue no es un Aristogato oficialmente, es el más cariñoso y es que roba la mayor atención”, contó su dueña.

Y a pesar de su duro pasado, Duquesa es una gran madre que nunca abandona a sus gatitos. Incluso crecieron y se fueron a explorar la casa, pero ella siempre los acompañaba. Sewell-Lopez admite que la gata se ha vuelto mimada, porque ella siempre le lleva su comida y bebida.

Los dueños se dieron cuenta enseguida de que los gatitos parecían los personajes de los Aristogatos.

Incluso encajaban en color y género con la película, así que les pusieron esos nombres: Marie, Toulouse y Berlioz. Y no podían separarlos.

Aunque decidieron quedarse con los gatitos, costó un poco convencer al marido de Sewell-Lopez.

Estos son Marie…

Toulouse…

y Berlioz.

Internet respondió enseguida ante semejante adorabilidad:

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Mas contenido que nos encanta: