Web
Analytics

Un oncólogo se queja en las redes tras tratar a una paciente que acudió a un curandero

Estremecedor el relato breve, en unos pocos tuits, del oncólogo Joaquim Bosch-Barrera. Este profesional ha denunciado en las redes sociales los peligros de las llamadas “terapias alternativas” que tratan a pacientes enfermos.

Lo ha hecho exponiendo el caso de una mujer que llegó a su consulta, a la que habían asegurado que su estado era “bueno” ya que el tumor había salido “hacia afuera”. “Porque significa que se está oxigenando”, le dijeron.

Bosch-Barrera compartió inicialmente una imagen del pecho de la paciente, en el que se veía con claridad la gravedad de su situación, aunque después borró el tuit con la fotografía y lo volvió a subir sin ella.

“Para todo tienen una respuesta estos desalmados”, escribió, enfadado, en otro mensaje. Aseguró que no puede callarse porque “juegan con la vida y la salud de las personas”.

“Si eso lo hace un médico, acaba entre rejas. Ellos siguen enriqueciéndose engañando a nuevos enfermos.”

Cabe destacar que, según denuncia el especialista, “la ley está de su lado hoy día”, en referencia a los curanderos. Para demostrarlo, compartió la noticia de un pseudoterapeuta que fue absuelto en Valencia después de tratar a un joven.

“La estaban engañando”.

En declaraciones posteriores a la Cadena SER, Bosch-Barreraha explicado que decidió compartir el caso después de ver la campaña que había en Twitter con la etiqueta #StopPseudociencias. “A veces no somos conscientes de lo vulnerables que son los pacientes y el grado de creencia en lo que le dice el terapeuta natural pueden llegar”, ha dicho.

Sobre el caso en concreto, ha asegurado que la paciente apareció en urgencias con fiebre y que “al ver lo que tenía en el pecho” se mostró sorprendido de lo que le dijo el terapeuta.

“La estaban engañando de una forma muy destacable”, ha denunciado el especialista, que ha contado cómo intentaron ayudar a la paciente aunque no ha querido entrar en más detalles. Según Bosch-Barrera, que “se denuncia poco” este tipo de prácticas.

Afirma que hay pacientes que se dejan engañar porque son “vulnerables” y se dejan aconsejar por estos “charlatanes”, que les prometen una cura con tratamientos no tóxicos. “Caen en esa mentira”, ha zanjado.

¿Qué os parece a vosotros?