Web
Analytics

Hemos localizado a Víctor Estévez, finalista de ‘OT 4’ y si te cruzaras con él por la calle no lo reconocerías

La nueva edición de Operación Triunfo está arrasando en las redes sociales, y todo el mundo habla de Amaia, Aitana, Agoney, Alfred o Cepeda. El mundo (virtual) se detiene todos los lunes por la noche, y los internautas aparcan por unas horas sus encendidas discusiones sobre política o fútbol para aplaudir o criticar las actuaciones de los triunfitos.

Pero existe una cara más desconocida que no es tan brillante como el tiempo que los jóvenes pasan en la academia rodeados de focos: su salida al mundo real. Lo cierto es que, de todos los participantes, uno o ninguno llegará a tener una carrera en el mundo de la música. Después de su paso por el reality, la gente comenzará a olvidar a sus ídolos de esta temporada, y cuando comience la próxima edición de OT serán historia. Es duro, pero ejemplos existen muchos y sólo hay que mirar a los concursantes de otros programas similares como ‘La Voz’ o de otras temporadas de Operación Triunfo.  

Un ejemplo de ser finalista del reality musical estrella de nuestro país y no tener el éxito esperado una vez fuera de la academia es Víctor Estévez, ahora Víctor Polo, que fue uno entre los tres finalistas elegidos en la cuarta edición de OT, que se emitió en el 2005. El joven, con un estilo mucho más rockero que sus compañeros, finalizó el programa como tercer clasificado, por detrás de Sergio Rivero y Soraya Arnelas, grabando después de su salida de la academia su primer álbum cuyo título era ‘Rock & Swimg’. El cantante obtuvo un gran éxito con este primer trabajo y consiguió convertirse en Disco de Oro tras vender más de 40.000 copias. Después lanzó al mercado otros discos, con un resultado bastante más discreto.

Pero la vida no se acaba en la música comercial, y en el pasado 2016 Víctor publicaba su último disco ‘Abre tus alas’, que estaba muy relacionado con su actividad desde hace unos años: la música espiritual y los cursos de autoayuda que imparte junto a su pareja, Alicia Sánchez, formando ambos el grupo Ananda Sananda. Víctor y Alicia buscan ayudar a las personas a conectar con su corazón y a confiar en sí mismas con numerosos cursos de relajación, canciones y conferencias.

Mas contenido que nos encanta: